La Consejería de Cultura del Cabildo grancanario presenta un ambicioso Plan de Emergencia Cultural

·        Las 46 medidas contempladas en dicho plan van desde la generación de empleo vinculado al sector, a la financiación directa de actividades y proyectos novedosos en los ámbitos de la creación, producción, exhibición, distribución y difusión de servicios y productos culturales

·        La inversión está destinada a lo que resta del año 2020

·        Guacimara Medina se ha venido reuniendo con los agentes culturales de la isla para diseñar una estrategia de apoyo al sector orientada a los dos próximos años

La consejera de Cultura del Cabildo grancanario, Guacimara Medina, presentó en la mañana de hoy en la sede de la Corporación insular, el ‘Plan Cultural de Emergencia’, impulsado con el propósito de mitigar los ruinosos efectos provocados por la crisis del Covid-19 en la Cultura, y generar inversión en el tejido productivo de un sector que emplea en Gran Canaria a más de 10 mil personas y factura 801 millones de euros, según datos del INSS correspondientes a 2018.

La Consejería de Cultura del Cabildo dispondrá de 10.649.184 euros para implementar el citado plan estratégico durante lo que resta de 2020, que incluye un total de 46 acciones de distinta naturaleza que alcanza a los numerosos agentes que confluyen y operan de forma transversal en Gran Canaria en la heterogénea red del sector cultural y su tejido económico.

Hay que recordar que dicho sector agrupa en Gran Canaria a un millar de empresas que suponen el 3% del total de las existentes, garantizando empleo al 3,1% del total de las personas ocupadas actualmente en la isla. (Datos de 2018)

Alcance

Las medidas recogidas en el ‘Plan Cultural de Emergencia’ van desde la generación de empleo vinculado al sector (1.550.000 euros), a la financiación directa de actividades y proyectos novedosos en los ámbitos de la creación, producción, exhibición, distribución y difusión de servicios y productos culturales (4.592.211 euros), pasando por la inversión en la conservación del patrimonio y obras de mejora en algunos de los equipamientos culturales y museísticos dependientes de la Consejería de Cultura (3.736.973 euros), o las subvenciones destinadas a 2020 (770.000 euros), orientadas a fundaciones y asociaciones culturales, dotadas de personalidad jurídica propia sin ánimo de lucro, empresas privadas, trabajadores/as autónomos/as y empresarios/as individuales que realicen actividades de carácter cultural.

La Consejería de Cultura confía en que la implementación de este plan de choque permita una recuperación más rápida no solo del sector, sino de la tupida y diversa red de agentes que concurren en el proceso de la producción cultural (productores/as y directores/as de teatro, dramaturgos/as, poetas, editoriales, artistas plásticos y visuales, librerías, galeristas, bibliotecas, escritores/as, actrices, actores, bailarines/as, músicos, técnicos/as, narradores/as orales, etcétera). Asimismo, el plan insiste en reforzar la colaboración con los municipios de la isla mediante una programación planificada, maximizando los recursos existentes.

Las acciones contempladas en el ‘Plan Cultural de Emergencia’ se desarrollarán tanto en el marco del Servicio de Museos como del de Cultura de la Consejería, y sus fundaciones públicas (Centro Atlántico de Arte Moderno, Fundación de las Artes Escénicas y de la Música de Gran Canaria a la que pertenece el Teatro Cuyás, Fundación Orquesta Filarmónica de Gran Canaria y Fundación Canaria Nanino Díaz Cutillas).

Acompañada por el director general de Cultura, Francisco Bravo de Laguna, la consejera de Cultura anunció que el conjunto de acciones culturales que se detallan en dicho plan, constituyen el desarrollo de la medida 37 contemplada en el denominado ‘Programa de Inversiones y Medidas para la Reactivación Económica y Social de Gran Canaria’ que el presidente del Cabildo, Antonio Morales, presentó la pasada semana,  así como en el plan de inversiones culturales aprobado por dicha Corporación, diseñado en base a las primeras disposiciones adoptadas a mediados del mes de marzo para reforzar los servicios públicos, potenciar la atención a las personas más vulnerables e incentivar la economía grancanaria.

Buena parte de las acciones culturales propuestas por la Consejería de Cultura están orientadas a la contratación de desempleados, ayudas a las empresas para la contratación de personal; mejoras en las tramitaciones y en los plazos de pagos a proveedores, adelanto de subvenciones a zonas comerciales, disposición de un fondo público-privado para la atracción de eventos y la creación de un fondo para la reactivación de la imagen de Gran Canaria y planes de inversión.

Las 46 medidas del plan se han repartido de la siguiente manera por sectores culturales: Libro y la lectura (19,5%); Artes Plásticas (8,6%); Audiovisuales (13,04%); Música (10,8%); Transversales (15,2%); Obras y adquisiciones 13,04%); Contratación de personal (13,04%) y Administrativas (6,5%).

La Consejería de Cultura confía en que el mencionado plan tenga un impacto en los sectores culturales y creativos de Gran Canaria, pero además en el empleo de personal para la propia ejecución de dicho plan estratégico, en las contrataciones directas a empresas y PYMES del sector cultural y creativo, en la activación de la demanda mediante campañas de comunicación y programas culturales atractivos, con repercusiones importantes en el tejido económico y social insular, en la puesta en valor de la isla de Gran Canaria como escenario de grandes eventos culturales, con actuaciones destinadas a la conservación del Patrimonio Cultural y Museístico de la isla, con políticas de creación, producción y adquisición de obras de arte y bibliográficas que incrementen el valor de las colecciones públicas de los equipamientos culturales del Cabildo de Gran Canaria, y con obras de primer orden en el MUBEA Gran Canaria Museo de Bellas Artes, otros museos y recursos culturales del Cabildo de Gran Canaria.

Reajustes de proyectos

Desde un primer momento, explicó Medina, todo el personal directivo de los 15 departamentos y equipamientos, coordinados por las jefaturas de los servicios de Cultura y Museos, ha trabajado en las 46 medidas de este ‘Plan Cultural de Emergencia’, que se llevarán a cabo mediante un reajuste de los proyectos aprobados en 2020 y por lo tanto con cargo al presupuesto de la Consejería de Cultura aprobado en este ejercicio.

A juicio de la consejera, este plan trae consigo un nuevo modelo de gestión cultural, inspirado en el apoyo a la producción local, la participación de agentes externos a la Consejería en el diseño de las respectivas programaciones de sus equipamientos y el fortalecimiento de los flujos de la cooperación y planificación interadministrativa con el objeto de maximizar los recursos existentes.

La cantidad destinada a la mejora de las instalaciones de los equipamientos culturales y museísticos (3.736.973 euros), se articula con la finalidad de mejorar su imagen y mantener la calidad de los servicios que ofrecen los mismos, tanto a residentes como a turistas que visitan la isla, garantizando asimismo la conservación de este notable patrimonio cultural, cuya función es conservar, exhibir y difundir dicho legado, sin olvidar su misión como agentes activos de transformación social y su compromiso trasversal por la igualdad, la accesibilidad y la sostenibilidad y contribuir en la recuperación del principal motor económico de las islas, el turismo, mejorando la imagen y las condiciones de los principales recursos culturales y museísticos. (Plan de inversiones).

4 líneas de actuación

La Consejería de Cultura del Cabildo grancanario, desde el comienzo de la crisis sanitaria y la declaración del estado de alarma, ha orientado la gestión de la política cultural insular en este periodo conforme a cuatro líneas de actuación. La primera, se fundamentaba en el apoyo a la población durante el confinamiento, reforzando la programación diaria de contenidos culturales de calidad y publicación en las redes sociales y medios de comunicación, digitales y convencionales, atendiendo a las diversas disciplinas artísticas y creativas y conforme a las funciones propias de los 15 equipamientos y departamentos adscritos a la Consejería de Cultura: artes escénicas, música, artes plásticas, audiovisuales, bibliotecas, ediciones y museos.

La segunda, a contrarrestar, o minimizar, los efectos económicos inmediatos derivados de esta situación en el sector cultural y creativo a través de la agilización de los pagos a proveedores y de los trámites administrativos. En este sentido cabe recordar que la Consejería de Cultura del Cabildo ha librado pagos por valor de 1.702.096 euros a más de 300 proveedores del sector cultural, durante el tiempo que ha estado activo el estado de alarma decretado por el Gobierno de España.

Una tercera apuntaba a mejorar el grado de comunicación interno, entre los distintos servicios y equipamientos de Cultura y cabildicios; el grado de comunicación multinivel, especialmente con la Viceconsejería de Cultura del Gobierno de Canarias y con las Consejerías de Cultura del resto de Cabildos Insulares; y mejorar el sistema de comunicación con los diferentes sectores y subsectores creativos y culturales de la isla para intentar delimitar e inventariar la dimensión insular de esta crisis y poder articular intervenciones efectivas y eficaces a corto, medio y largo plazo.

Finalmente, una cuarta encaminada a articular iniciativas de apoyo al restablecimiento futuro del consumo y prácticas culturales en residentes y turistas que visiten la isla con la intención de que estas nuevas prácticas generen una nueva estructura de industria y creación cultural, estable, resistente en el tiempo y ajustada a los diferentes presupuestos futuros.

Reuniones con el sector

En los meses que ha durado el estado de alarma, la consejera se ha reunido frecuentemente con los responsables de la Viceconsejería de Cultura del Gobierno de Canarias y con los miembros de la Comisión Cultural Técnica Permanente creada en el seno de su propia consejería. Además, la presentación del ‘Plan Cultural de Emergencia’ se produce una vez están a punto de concluir la serie de encuentros telemáticos que en el último mes ha venido manteniendo Guacimara Medina con diferentes ramas del sector cultural de la isla, promovidos con el objeto de conocer sus demandas e inquietudes y así poder articular una estrategia de apoyo y la consiguiente implementación de medidas e iniciativas que, durante lo que resta de 2020 y el próximo 2021, mitigue el impacto negativo que los efectos del Covid-19 está generando en el ecosistema productivo de la Cultura y las economías de los creadores y creadoras grancanarios.

Guacimara Medina ha repetido en las citas celebradas su deseo de mantener “un diálogo permanente y transparente” con el sector cultural de Gran Canaria, “porque no hablamos solo de articular medidas urgentes de apoyo presupuestarias, sino de diseñar una estrategia común que defina la hoja de ruta que nos permita trazar entre todos y todas, los posibles escenarios a los que se enfrentará un sector tan vulnerable como el de la Cultura en Canarias en los dos próximos años”.

Los datos del Plan

Objetivo: mitigar los ruinosos efectos provocados por la crisis del Covid-19 en la Cultura, y generar inversión en el tejido productivo de un sector que emplea en Gran Canaria a más de 10 mil personas y factura 801 millones de euros, según datos del INSS correspondientes a 2018.

Presupuesto: 10.649.184 euros

Despiece presupuesto: Las medidas recogidas en el ‘Plan Cultural de Emergencia’ van desde la generación de empleo vinculado al sector (1.550.000 euros), a la financiación directa de actividades y proyectos novedosos en los ámbitos de la creación, producción, exhibición, distribución y difusión de servicios y productos culturales (4.592.211 euros), pasando por la inversión en la conservación del patrimonio y obras de mejora en algunos de los equipamientos culturales y museísticos dependientes de la Consejería de Cultura (3.736.973 euros), o las subvenciones destinadas a 2020 (770.000 euros), orientadas a fundaciones y asociaciones culturales, dotadas de personalidad jurídica propia sin ánimo de lucro, empresas privadas, trabajadores/as autónomos/as y empresarios/as individuales que realicen actividades de carácter cultural.

Acciones: 46 acciones, repartidas de la siguiente manera por sectores culturales: Libro y la lectura (19,5%); Artes Plásticas (8,6%); Audiovisuales (13,04%); Música (10,8%); Transversales (15,2%); Obras y adquisiciones 13,04%); Contratación de personal (13,04%) y Administrativas (6,5%).

Envíanos un Whatsapp
Visit Us On FacebookVisit Us On YoutubeVisit Us On Twitter